Segundo día de conociendo la ciudad

En nuestro segundo día en Guatemala, entregamos la habitación a las 7 de la mañana para comenzar a emprender nuestro recorrido, como el hospedaje no tenía servicio de desayuno fuimos a buscar que comer.

A unos pocos metros del hotel esta la plaza el Obelisco, donde aprovechamos a tomamos unas cuantas fotos y a comenzar hacer el plan de qué lugar comenzar a ver.

Habíamos averiguado antes que el zoológico la Aurora quedaba cerca, en mi caso estoy en contra de los zoológicos, para mi es preferible que vivan en su habita natural, así que comencé averiguar sobre ese zoológico y encontré información en su página que su objetivo es preservar las especies en extinción y te hablan un poco sobre el que cuidado que ellos brindan a los animales.
Buscando el Zoológico

De camino al lugar sentíamos que caminábamos y no mirábamos ningún letrero porque íbamos en dirección que no era, recomendación no uses WAZE si no vas en carro (aunque creo que ahora ya está la versión para ir caminando) comenzamos a preguntar a las personas y con indicaciones logramos llegar. En el camino observas que hay en la acera como estructuras tipo cuartos, que al seguir viendo sirven de baño para los hombres para que no se anden exhibiendo cuando hacen del uno.

El zoológico se encuentra justo enfrente del aeropuerto la Aurora. Al llegar encontramos un poco de fila para la entrada, pero el personal con el que ellos cuentan comenzó a organizar todo para que las personas pasaran rápido así que no esperamos mucho tiempo.

Si no llevas quetzales ellos cuentan con un pequeño banco para que puedas cambiar los dólares. El zoológico es súper inmenso, así que prepárate para caminar mucho, te recomiendo llevar tenis. Hay jirafas y tienes la opción de alimentarlas, hay animales de granja que andan sueltos, también tienen un aviario que igual las aves andan sueltas y puedes ver sus nidos. También hay un estanque donde hay peces Koi, donde puedes tocarlos  son súper grandes, y hay una maquinita que le pones monedas y te saca comida para alimentarlos.

Luego de la caminada no nos habíamos dado cuenta que no habíamos desayunado y eran las once de la mañana, lo bueno que siempre dentro del zoológico hay puesto de venta de comida y recuerdos a un precio cómodo, así que pasmos a comprar un caldo de gallina, con un pedazo de gallina y arroz para las dos.

Museos

Cerca del zoológico a unas cuadras encuentras la zona de museos, en nuestro recorrido encontramos el primer museo, el Museo del Niño que no nos dejaron entrar porque no llevamos niños con nosotros. Pero el vigilante súper amable nos indicó que podríamos ir al museo de historia que estaba a unos pasos de ahí que cobraban Q15, así que fuimos peroooo nos preguntaron de que país veníamos por el acento y les dijimos así que nos quería cobrar Q60 cada una, dijimos que no porque ya no nos alcanzaba, nos dijeron que 30 cada una igual ya no teníamos mucho dinero.

Nos quedamos en la zona verde de los museos y vimos que tenían una exposición de esculturas donde no teníamos que pagar así que aprovechamos para tomar más fotitos.

Para el regreso como de verdad ya no dábamos con nuestros pies, nos quedamos en un parque enfrente del obelisco, y solicitamos un UBER para llegar al hotel donde iba a llegar nuestro transporte, el precio del UBER fue de Q15

¿Quién dice que un viaje corto no se puede disfrutar y conocer? Nosotras conocimos mucho de la capital, nos faltó más lugares, pero con el tiempo que tuvimos abarcamos mucho, nos enamoramos de Guatemala que hasta la fecha seguigo viajando a ese lindo pais.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *