Como habrán leído he tomado la costumbre viajar para mi cumpleaños y esta vez fue hacia un destino nacional, la Bahía de Jiquilisco ubicada en el departamento de Usulután.

El viaje tuvo una duración de dos días, viajando con la operadora Kanas tour, la que la verdad fue una buena experiencia.

Al comenzar el recorrido pasamos a desayunar nuestras tradicionales pupusas a Olocuilta, donde gracias a nuestro guía las pupusas ya estaban listas al momento de llegar.

Continuando nuestro camino llegando al puerto El Triunfo, donde sientes el calor de la costa. Nos recomendaron cambiarnos ya que el viaje iba a seguir en lancha.

Recomendación

Ir en ropa cómoda ya que durante el viaje en lancha te puedes mojar, igual llevar zapatos de agua o sandalias.

El viaje en lancha duró aproximadamente una hora, la verdad que fue cansado, aunque puedes aprovechar y tomar fotos del recorrido.

Llegamos a una isla para almorzar, la vista es bonita y puedes relajarte un rato, nadar en la bahía, tomar agua de coco, la verdad es para desestresarte.

 

Hotel
Finalizada la tarde nos dirigimos al Hotel Solisal, tiene su propio puerto para los viajeros que llegan en lancha además cuentan con la opción de andar en kayak, lo recomiendo es una buena experiencia, si no puedes nadar no hay problema porque te dan chalecos salvavidas.

Poseen una gran zona verde, cuentan con hamacas para que descanses, una piscina, zona de comida y las habitaciones.

En el caso de las habitaciones, las familiares se encuentran en tierra firme, las que son para pareja están en un muelle sobre la bahía.

Estas habitaciones que están sobre la bahía, están equipadas con ducha caliente y dos camas, eso sí que en la noche cuando subía la marea sentías como que estuviera temblando por el movimiento del agua.

 

Comida

La comida que brinda el hotel, cuenta con una gran variedad y se puede decir que las porciones son grandes vale la pena el precio. En la noche para la cena nos dieron tres pupusas, la verdad que los salvadoreños no nos cansamos de comer pupusas, cada vez que pruebo de diferente lugar las siento súper ricas.

El desayuno fue completo, huevos, queso, frijoles, plátano y crema, en el almuerzo pescado o pollo junto con la bebida.

Terminamos el día con una fogata a mitad del lugar.

Todo iba bien escuchando historias, riéndonos hasta que comenzaron a tocar temas de miedo, pero la clave para retirarme fue cuando dijeron que iban a contar historias que habían pasado ahí.

El amanecer en ese lugar fue lindo, creo que cada lugar tiene su magia.

El hotel tiene la opción que puedes usar los kayaks, va incluido en el precio, te brindan igual el chaleco salvavidas.

Si nunca has hecho kayak te lo recomiendo, si da un poco de miedo por ser este bajo y sientes que te puedes caer, pero se aprende rápido a remar.

Si te gusta nadar lo puedes hacer también.

Nuestro país tiene lugares bonitos, que quizás los que vivimos en el no los hemos descubierto, o nos da miedo viajar. No tenemos que dejar que el miedo nos gane, siempre informémonos bien sobre el lugar que queremos ir, busquemos comentarios de personas que han ido, para poder ir y disfrutar tranquilo.

 

 

 

 


0 commentarios

Deja un comentario