Casi terminando el mes del amor y la amistad, quería compartirles la historia que muchos o pocos saben sobre la inspiración de amor que tuvo Antonie de Saint-Exupéry para escribir El Principito

Consuelo Suncín-Sandoval conocida mejor como Consuelo de Saint-Exupéry, una salvadoreña nacida en una pequeña ciudad de Armenia departamento de Sonsonate, que conquistó el corazón de este increíble escritor.

Me sucedió que leí el principito estando en el colegio, pero lo interpreté como una historia de un niño que quiere regresar a su planeta y que no quiere crecer, pero ya pasado los años lo volví a leer y la historia fue diferente:

Muchas veces de niños tenemos muchos sueños y las personas adultas no se dan cuenta de los comentarios que realizan y no ven las consecuencias que causan.

No fue la segunda vez que leí el libro donde me di cuenta que el personaje de la rosa se refiere a la situación que vivió con su esposa, y que quizás se da en todas las relaciones, donde al final te das cuenta que esa persona es única para ti.

La inspiración que tuvo Saint-Exupéry para crear la boa con el elefante fue en Guatemala, específicamente en Panajachel, el tiempo que él se recuperaba de un accidente de avión que había sufrido. Viajé a ese lugar para ver si podía observar esa montaña que él hace tiempos también lo hizo, pero la Panajachel no quería que la viera, así que espero mi siguiente viaje.

En El Salvador crearon hace unos años el parque de El Principito, donde puedes caminar y adentrarte a esta increíble historia.

Podemos observar los asteroides 325 al 330 y el B 612 que se encuentra ubicado en el centro del parque. También puedes ver la oveja dentro de la caja que le dibujó el aviador, su amigo el zorro, la boa abierta y su incomparable rosa.

En este parque puedes llegar desde el parque bicentenario que el parqueo cuesta $2 y hacer toda la caminata hasta llegar al principito, o puedes llegar directamente al parque, no se cobra parqueo.

 

Todos los fines de semana pasa lleno, ya que a veces se hacen presentaciones en aun mini anfiteatro que tiene el parque he igual hay venta de comida.

El principito tiene una gran parte salvadoreña como guatemalteca, así que si visitas mi país puedes revivir la historia que escribió el aviador cuando encontró a su pequeño amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *