Continuando el viaje

Continuando con mi viaje a Perú, confieso que pensé que solo dos post iba a escribir sobre la semana de mi viaje pero al parecer serán más de tres 😀 así que espero no aburrirlos y que la información les ayude y los anime a viajar.

Comenzando el día en Ecuador

 

En los comentarios de booking donde encontré el hostal, decía que el desayuno era muy poco, y bla bla bla, leí un poco más y el hostal especifica que es un desayuno continental, así que busque que es un desayuno continental, según lo que encontré era que constaba de café, chocolate o te, bollo, tostadas con mantequilla y mermelada, fruta y cereales, así que no entendía porque la gente se queja si en las especificaciones del hostal ahí dice que tipo de desayuno brindan.

Mi desayuno me pareció sustentable, no me quejo, te dan la opción que si quieres huevos es por $2. Durante la comida conocí a dos chicas ecuatorianas que estudian medicina, me dijeron que Guayaquil se queda tan pequeño a diferencia de todo lo bonito que tiene ese país, me hablaron de varios lugares que ellas han ido, y me quede con ganas de regresar a Ecuador por más tiempo para poder ir a conocer.

Como quería explorar Guayaquil las pocas horas que me quedaban, porque mi vuelo salía a las seis de la tarde, busque en Facebook si había tours internos para conocer ese lugar, y para mi suerte y quizás porque está cerca del aeropuerto y hay varias escalas o no sé porque, encontré un tour de 3 horas el precio era voluntario lo que tu quisieras dar.

Tour por Guayaquil

Sin pensarlo opte por ese tour, porque que mejor conocer un lugar con personas que son de ahí para que te expliquen o cuenten historias.

El tour se llama Free Tour Guayaquil, te dan un punto de encuentro donde comienza todo el recorrido, ellos comienzan con el Parque de Iguanas que su nombre verdadero es Parque Seminario.

Parque de las Iguanas

Me sorprendió ver lo tranquilas que son estas iguanas al ver mucha gente, las puedes ver en los árboles, caminando en el suelo, tomando el sol en la grama; hay personas que se encargan de alimentarlas, la cultura que tiene Ecuador hacia el cuido de los animales es grandioso a diferencia de otros países.

Los integrantes del tour estaban compuestos por la mayoría ingleses, alemanes, Estadounidenses etc. en pocas palabras la única que hablaba español y el guía, ya después vi que había un chico de argentina y una chica ecuatoriana.

El tour fue dado en inglés, mi inglés es un poco pobre al momento de hablar por falta de práctica, pero si lo entiendo, así que no encontré problema porque se diera en la lengua de la mayoría de personas.

Lo que me encanta de viajar sola que te vas conociendo tu misma, tu capacidad, que tienes que enfrentar cualquier situación sola y ver como sales de eso. Cuando entregué el cuarto antes del tour bajando las gradas porque mi cuarto se encontraba en la tercera planta, ¡me caí!!! Días después aun me duele el pie, en ese momento porque sentía que no paraba de caerme y al tirar una de las mochilas para agarrarme pensé que como iba hacer para subir Machu Picchu y la Montaña de siete colores, lo peor que no había nadie que me ayudara a levantarme o auxiliarme y si iba a un doctor seguro me mandaba hacer una radiografía, poner vendas y la verdad eso arruinaría todos los planes.

Hay momentos que no sabes que hacer porque si decidía seguir hacer el tour, y lo que me esperaba en Perú podía agravar mi pie, porque anteriormente me había pasado, no había tomado reposo y se me hizo esguince grado dos y fue más de tres meses de recuperación y si iba al doctor como no tenía seguro médico tenía que pagar y no había llevado mucho dinero.

La decisión que tome, porque recordaba que me decían cuando estaba en terapia para el otro pie que tenía que apoyarlo bien para que tomara fuerza nuevamente, y eso fui haciendo, me tome una acetaminofén y comencé a caminar hacia el tour despacio apoyando bien el pie.

Lo bueno de la caminata era que nos deteníamos para que el guía nos explicara sobre la historia así que ahí reposaba el pie. De todo el recorrido que hicimos hubo tres cosas que más me gustaron, la primera fue al salir del Parque de las Iguanas una escultura de una persona sentada en una banca con un libro.

La escultura corresponde al poeta Guayaquileño Medardo Ángel Silva que en sus manos sostiene un poema que él le escribió a su novia Rosa Amada “El alma en los labios”, la historia de ellos fue tipo Romeo y Julieta ya que por desamor él se suicidó.

Otra fue de la iglesia San Francisco, una iglesia bien pintoresca y enfrente tiene un parque lleno de árboles que muchos pájaros que puedes escuchar cantar, según la leyenda el arquitecto de esta iglesia tenía un tiempo estimado para finalizar su construcción y al aparecer no lo iba a cumplir así que pidió a Dios ayuda y al día siguiente ya estaba construida y alrededor muchas aves que según él esos fueron los ángeles que le ayudaron.

Tortugas Galápagos

La tercera fue conocer las tortugas Galápagos, que de edad tienen más de 200 años, hay muchas que tienen el caparazón dañados con orificios de bala y una que tiene su caparazón partido a la mitad. Lo bueno es que ese lugar se encarga de preservar su especie y cuidarlas.

La tortuga Galápago más joven que vimos tiene 35 años y le falta aún más por vivir.

Pal face

El tour finaliza con un almuerzo de $3 donde incluye sopa, complemento que era pollo, plátano y arroz con coco, ensalada, limonada y postre, súper rico y económico.

La verdad que 3 hrs es poco para conocer un lugar no digamos un país, pero lo que llegue a conocer de Ecuador me encantó, si alguien va y tiene más tiempo hay un tour según comentaron que salen a las 5 pm desde la montaña del barrio que tiene casa de colores que me quede con ganas de ir.

El tour sale todos los días, eso es la ventaja que no solo es fin de semana, ya de regreso al aeropuerto tuve tiempo de descansar mi pie que estaba hinchado el lado bueno que no estaba morado que era una buena señal.

 


Deja un comentario