Un poquito de mi historia

Hola amigos de un poco de viaje, gracias por comenzar a leer, espero que todo lo que sea igual les sea interesante y les encienda esa llamita viajera.

No sé si a tod @ s les ha pasado, pero tuve una crisis de los treinta, donde este punto de cumplimiento y ves que no ha hecho nada que tengas planeado hace una edad, tu familia comienza a presionarte para para cuando Los hijos o cuando vas a casar. ¿Te es familiar?

En esos meses yo tenía un novio, con el que yo pensaba que me iba a tener una familia feliz que es lo que en común, la sociedad te pide, pero por la razón nos separamos justo en esos meses que iba a cumplir con los temidos de treinta!

Estaba en ese periodo de tiempo por la ruptura, porque no solo en eso me estaba yendo mal, sino que en la universidad y en el trabajo, en pocas palabras todo me juntaba, ¡necesitaba un descanso de todo! Así que Google «dejarlo todo e irse» fue así como lo encontré en el blog de Patricia y comencé a leerlo y comencé a tener esa llamita para que haga clic en lo mismo que viajar por el mundo.

Sentí que tenía señales que me indicaron que no siguiera el ideal que había pensado la sociedad para mí, sino que quería hacer lo que de verdad yo quiero y necesito. Otra amiga me pregunto mi edad y la tristeza dije Treinta, yo pregunto ¿qué porque lo digo así? Si esa es la mejor edad para una mujer y yo conto que se había ido a Machu Picchu sola.

No voy a decir que me fui de viaje a recorrer al mundo después de eso, porque seamos realistas necesitamos capital para poder viajar o por lo menos para iniciar el viaje y como estoy en un trabajo que te dan solo un día libre, ganando poco y esperando las tan ansiadas vacaciones de solo 15 días al año, decidí que por lo menos en ese día libre iba a viajar y así lo hice.

Un viaje con una amiga y como no tengo una buena orientación en los lugares que perdimos y creo que fue el inicio de muchas aventuras que nos pasaban cosas locas. Pero también me gustó, así como mi pequeño país es un poco inseguro, un viaje, un viaje, un libro y un comienzo, y así comenzar a tener una vida, así como la era de arriesgarse.

Para el viaje, primero comencé y busco personas que me quisieran acompañar, pero nadie se animó, aún no se había pasado mi mente, pregunté y pregunté y nada. Como soy muy nerviosa comencé a tener ansiedad, pero no desistía la idea de hacer el viaje que era un Imposible (curioso el nombre con lo que me pasaba) un día antes los viajes me preguntaron que si siempre iba y el concurso que no ¿No te animas a ir sola?

Una pregunta que se encendió más que esa llamita, le dije a mi padre y obvio como todo el papá no le dio la vuelta a la idea que fuera una sola vez, pero le dijo «Si espero que alguien se decida a salir conmigo nunca voy a conocer los lugares» y así comenzó todo.

Nunca tuve que ir más allá de mi vida. Ahora se haría realidad, quizás cuando se leen estéreo en el viaje o haya venido, si tengo nervios, ansiedad y todo tipo de sentimiento, pero es algo que quiero y necesito hacer.

Así que para que no tengas mucho tiempo tienes que ir muy lejos, sino que puedes comenzar en tu propia ciudad y descubrirás lo maravilloso que es.