El cerro de guazapa se encuentra ubicado entre San José Guayabal y Suchitoto, por lo que sus habitantes te podrán contar historias sobre los sucesos en ese cerro durante la guerra civil en los años 80.

El cerro alcanza una elevación de 1,438 m así que si piensas ir a escalarlo te recomiendo entrenar antes.

La caminata la comenzamos desde el pueblo de Aguilares, donde los lugareños nos recibieron con chocolate caliente.

Tienes que pasar por un pequeño puente para luego comenzar el recorrido por las faldas del cerro, como el lugar posee bastante vegetación se siente mucha humedad, así que lleva mucha agua.

Dependiendo en la época que visites el lugar así es como te tienes que preparar, ya que fui en temporada de lluvia el camino estuvo resbaladizo.

Recomiendo llevar bastón para trekking y buenos zapatos.

Mientras subes el cerro vas encontrando los Tatú, estos servían de escondite a la guerrilla durante la guerra, estos tatús, son como cuevas bajo tierra.

En el recorrido te explican los diferentes tatús que existieron, como su función.

El camino sigue hasta la cima del cerro, donde tienes una vista impresionante, debes llevar pantalones largos y repelente para insectos.

 

La caminata estaba catalogada como fácil, pero en mi caso fue difícil por la falta de condición física, pero logre subir.

Al bajar del cerro, encuentras los terrenos de los lugareños, y hay uno en especial, que más les gustan a los turistas.

Kaipirinha Bar es un bar que está justo en la ruta del combatiente, es una excelente opción para los caminantes luego de bajar el cerro y poder tomar una bebida fría, ya sea con o sin alcohol.

Así que tienes esta opción para realizar una caminata conociendo un poco más de la historia de tu país.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: