google.com, pub-3669309644484686, DIRECT, f08c47fec0942fa
Tour al Parque el Imposible

La primera salida que hice sola fue al Parque el Imposible con una operadora de tour El Club de Mochileros. La verdad que si me daba un poco de temor porque no conocía a nadie de los que iba a ir, no dormir mucho esa noche pensando en todo lo malo que podía pasar, incluso cuando ya estaba en el transporte mi mente comenzó a crear historias trágicas y pensaba que mejor me hubiera quedado en casa.

A la par mía iban dos chicos una chica y un chico, que me ofrecieron verduras cortadas en julianas y pues acepte porque no había desayunado, de tanto que mi mente creaba esas historias se me había olvidado comer, pero gracias a ellos mi estómago quedo tranquilo. Comenzaron hablar conmigo, ya las historias trágicas iban desapareciendo.

Llegamos al Parque el Imposible, todo súper bonito y nos dispusimos a pagar, si eres estudiante te hacen descuento, sino tienes que pagar $3 por persona, luego de pagar puedes ir al mini museo que ellos tienen donde te explican la extensión que tiene el parque, que animales puedes encontrar, que tipo de flora hay. 

Siempre la caminata se hace con un guía turístico, tú los ves todos flaquitos, pero tienen una gran resistencia en la caminata que no se les ve ni una gota de sudor en la cabeza.
EL PARQUE EL IMPOSIBLE UNA RESERVA NATURAL
Primero te explican que es lo que vas a ver en el Parque el Imposible, cuantos kilómetros son, en mi caminata en teoría era la más fácil porque llegábamos a un rio, eran 7 km. aproximadamente. Comenzamos a caminar, miré que varias personas llevaban palitos para apoyarse cuando caminaban, al regreso me di cuenta la utilidad que tenían esos famosos palitos. 

Cuando comienza la caminata el guía de explica que tipo de árbol es el que hay de ese lado, que tipo de árbol es el que está del otro lado, en mi caso estaba más pendiente de respirar porque caminaban rápido y yo no estaba acostumbrada a eso.

Mi error fue llevar una botella de agua llena de más de un litro en la mano, ¿porque digo error? Porque me generaba peso de un lado, y no podía meterla en la mochila porque se salía el agua, así que un punto más a mi cansancio. 

Cuando íbamos de camino al Parque el Imposible hicimos una parada para comprar dulces o comida, nos hicieron énfasis que teníamos que llevar dulces, de preferencia chocolates ya que por la caminata se te puede bajar la presión y con eso se te sube y agarras más energía.
HAS SIEMPRE EJERCICIO

Como mis energías iban cayendo rápido me comí el chocolate cuando llegamos el primer mirador, ahí se fue mi suplemento de azúcar. 

La vista del primer mirador era genial, y yo feliz que iba a tomar fotos y ¿qué sucedió? ¡Pues que mi teléfono se le había bloqueado la cámara, solo funcionaba la cámara frontal!!! ¿Cómo iba a tomar foto con la cámara frontal? Duro poco el descanso en el primer mirador y a seguir caminando mientras yo miraba que tenía mi celular en mi contra.

La caminata iba en bajada así que era todo bien, pero como no estaba acostumbrada a caminar mis piernitas temblaban. Adelante mío iba una chica que me pidió que le tomara foto con su cámara, hablamos durante la caminata y ya saben que caminar y hablar te cansa más, pero mi intención era también conocer personas. 

Así que ella me conto que viajaba la mayoría de veces sola, que le encantaba ir a montañas y volcanes, no sé, pero ahí no me sentí sola como me sentía al principio del viaje.

Ya casi llegando al rio comienza se comenzó a sentir la humedad, comienzas a sudar y sudar, veía la luz poco a poco (mas no sabía que el regreso era peor). Llegamos al rio, el agua súper clara, y bien helada, como nos habían dicho que lleváramos ropa de baño con la chica que congenie improvisamos con toallas un vestidor, y nos metimos al rio.

Ahí estaban los chicos con los que había hablado en el transporte, y se unieron a nosotros. Hay un lugar que podes nadar y otro que son rocas y es para que te quedes sentadito disfrutando de la naturaleza. 

CADA QUIEN CUIDA SU PAIS

Conocimos a otras dos personas que eran primos, una chica y un chico, así que siempre te encuentras personas igual que tu durante el viaje.

Nos dieron una hora creo o dos horas para comer antes de comenzar el regreso, recomendación llevar algo liviano porque la caminata de regreso es dura. 

Si me venía muriendo en la bajada, la subida fue el triple para mí. Los chicos con los que había hecho amistada iban tan tranquilos ¿y yo? Pues ahí pidiéndole a Dios que no fuera la última en subir.

Hice parada obligatoria en un mirador, porque enserio no estaba en nada en forma, pero la vista seguía siendo única, valía la pena el sufrimiento. Y para mi suerte no era de las ultimas, había mas personas que aún faltaban en seguir subiendo. 

Conocí a una chica con su hija de 7 años, la niña súper animada subiendo, corría y que deseaba tener la edad de esa niña donde los dulces te hacen aun efecto.

Al llegar donde estaba el transporte, dije ¡LO LOGRE!!! Logre superar mi miedo de ir sola, y a pesar de todo logre llegar al final, y aprendí que nunca viajas sola siempre conoces a personas con tus mismos gustos, y es una buena oportunidad para hacer amistades.

Ya en el regreso no pude dormir por el asiento en el que venía, pero iba feliz, si sufrí el día siguiente de dolor de piernas que ni caminar podía, pero no hay que un buen acetaminofén no la cure.

Gastos:

Tour: $10

Entrada en el parque: $3

Propina para el guía: $1

Comida: $3

Tambien conoce sobre el Parque Nacional Montecristo


1 comentario

Jorge Marroquin · 17 diciembre, 2018 a las 10:02 pm

que bonita experiencia

Deja un comentario